El  conocido software de videoconferencia Zoom se está beneficiando de una enorme popularidad como consecuencia de la creciente demanda de teletrabajo. Desafortunadamente, han surgido preocupaciones sobre la seguridad de la herramienta.  Cada vez se dan más casos en los que usuarios desconocidos que no han sido invitados, se unen a las reuniones de otras personas e incluyen contenidos no deseados o repulsivos – el fenómeno se denomina «Zoom- bombing». En la siguiente entrada del blog, los expertos de Hornetsecurity te darán algunos consejos sobre cómo usar Zoom de forma segura.

En marzo de 2020, Zoom alcanzó los 200 millones de usuarios en un solo día

Durante el confinamiento provocado por la actual crisis sanitaria del COVID-19  cada vez más personas y empresas usan herramientas de vídeo conferencia para teletrabajar, dar clases online, ver a sus familiares o amigos e incluso organizar fiestas online. Gracias a este tipo de tecnología estos días tan excepcionales se están llevando de una manera más fácil. ¿Imaginaos si estuviéramos en casa sin poder vernos?
Para muchos pacientes que están aislados sin poder ver a sus familias, el hecho de estar conectados por videoconferencia les permite ver a sus familiares y no sentirse solos mientras se recuperan. Incluso si es a través de la pantalla de un smartphone o tablet, sentirse acompañado es lo que más importa durante estos tiempos difíciles… Como resultado de la situación actual, el pasado marzo, Zoom alcanzó los 200 millones de usuarios por día según datos proporcionados por la compañía. En comparación con diciembre de 2019, cuando el número máximo de participantes por día en las video llamadas de Zoom era sólo de 10 millones.

Nuevo tipo de hijacking: “Zoom-bombing”

Por desgracia, los ciberdelincuentes se han vuelto a aprovechar de esta situación y el pasado 30 de marzo el FBI ya alertó del aumento de casos de hijacking via video teleconferencia también llamado “Zoom-bombing”. El FBI ha recibido múltiples informes de conferencias interrumpidas por imágenes pornográficas y/o de odio y lenguaje amenazante.

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos fue la víctima más reciente de un ciberataque de «Zoom-bombing«. La reunión fue interrumpida al menos en tres ocasiones por asistentes no invitados, como se informó recientemente en una carta interna dirigida a Carolyn Maloney (Presidenta republicana de Nueva York), presidenta del Comité de Supervisión y Reforma, que es el principal comité de investigación de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

También el INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad en España) reportó una vulnerabilidad que afectaba al sistema operativo Windows y podría permitir a un ciberdelincuente robar el nombre de usuario de la víctima y el hash de la contraseña de acceso. La contraseña no es enviada en texto plano, pero si fuera débil, un ciberdelincuente podría descubrirla con facilidad. Además, valiéndose de la misma vulnerabilidad, el ciberdelincuente podría ejecutar archivos y programas del equipo atacado. Esto aplicaba a usuarios de Windows con versiones anteriores a la 4.6.9.
Además, se ha observado que correos electrónicos de phishing se envían a los usuarios en nombre de Zoom. Esos correos electrónicos contienen notificaciones falsas de reuniones de Zoom para las próximas videoconferencias con sus managers, a fin de que los usuarios se apresuren y los engañen para que introduzcan sus datos de inicio de sesión en una página de registro de Zoom falsa. Con las credenciales robadas, los hackers obtienen acceso a las cuentas y por lo tanto también a los ID de la reunión. Luego, venden esta información en la dark web o incluso la regalan, para que pueda ser utilizada para ataques de «Zoom-bombing».

¿Qué puedo hacer para prevenir “Zoom-bombing”?

Los usuarios ya pueden prevenir el problema del «Zoom bombing» haciendo los siguientes ajustes en sus configuraciones de Zoom:

• Asegurarse de que la reunión se hace con cifrado*
• Crear salas de espera para los asistentes
• Requerir que el anfitrión esté presente antes de que comience la reunión
• Usar firmas de audio
• Habilitar/inhabilitar a un participante o a todos los participantes para grabar
• Pausa temporal para compartir la pantalla cuando se abre una nueva ventana
• Proteger la reunión con una contraseña

* El cifrado del chat de Zoom utiliza algoritmos asimétricos y simétricos para cifrar la sesión de chat. Las claves de la sesión se generan con una identificación de hardware única del dispositivo para evitar que se lean los datos de otros dispositivos.

Imagen: configuración del cifrado del chat en las conferencias de Zoom

Chat encryption setting in Zoom conferences

Imagen: anfitrión en las conferencias de Zoom

Host setting in Zoom conferences
Además de la configuración correcta de la cuenta Zoom, también es crucial utilizar aplicaciones de terceros para proteger tu cuenta de correo electrónico de los ataques de phishing que intentan obtener credenciales de Zoom.

Conclusión:

 

Todas estas medidas te ayudarán a prevenir posibles ciberataques de «Zoom bombing». Sin embargo, hay que prestar especial atención a la comunicación por correo electrónico, ya que es el vector más atacado por los hackers lo que ha quedado demostrado una vez más por los correos electrónicos de phishing para obtener credenciales de Zoom.

Una solución es el servicio de Advanced Threat Protection de Hornetsecurity, que protege tu cuenta de correo electrónico no sólo de este tipo de ciberataques de phishing, sino que también utiliza innovadores mecanismos de detección usando la última tecnología de: freezing, escaneo de URL, reescritura y sandboxing para mantener a los hackers alejados de tus credenciales de Zoom y de otros datos sensibles.

No podemos permitir que los ciberdelincuentes se aprovechen de la actual crisis del coronavirus COVID19 – ya sea a través de Zoom o de cualquier otro servicio de videoconferencia – que ahora, se ha convertido en una necesidad vital para comunicarnos con nuestros compañeros de trabajo, familiares y amigos.

Fuentes