Los pronósticos para el canal: de despejado a nublado

Los pronósticos para el canal: de despejado a nublado

Los retos son grandes, pero gratificantes para las consultoras que ahora dependen de servicios basados en la nube.

Que la computación en la nube solo es un tema periférico que solo realiza avances lentos, es aún la idea de algunos líderes empresariales. Sin embargo, la tecnología desde la nube ha avanzado mucho más y se encuentra bien establecida en la mayoría de las empresas. Y el mercado continúa creciendo: según los investigadores de mercado de ISG, el mercado alemán de los servicios públicos en la nube crecerán hasta un 26 por ciento en el año 2020. Cada vez más consultoras y empresas de sistemas están sintiendo los efectos de esto, especialmente aquellas que hasta ahora han dependido de los servicios tradicionales. Por lo tanto, cada vez es más urgente repensar la situación para seguir el ritmo de estos cambios en el mercado.

Muchos revendedores van por el buen camino – están expandiendo su portafolio con servicios gestionados tales como el servicio de Filtro Spam o el Advanced Threat Protection de Hornetsecurity. Paralelamente se está presentado una consolidación del mercado de canal, como lo demuestra la adquisición de Exabytes por parte de Telcat, ambos partners de Hornetsecurity! Esta consolidación es una muestra del futuro del canal IT, el cual se encuentra constantemente en la búsqueda de nuevos campos y propuestas. Sorprendentemente, y al mismo tiempo, una muestra de esta consolidación, son los números con los cuales planea Telcat: este toma los 30 empleados de Exabytes y planea en el área de servicios gestionados la creación de 150 puestos de trabajo para los próximos años.

Ahorro de costes, tiempo y esfuerzos con los servicios en la nube

Y esto con razón: gracias a los servicios en la nube las empresas pueden reducir drásticamente su inversión en hardware y software, lo cual junto con el ahorro en espacio y dinero, representa una reducción en la inversión en tiempo para los administradores y jefes de TI. Estos pueden ahora concentrarse en sus competencias y proyectos principales y, al mismo tiempo, crear un departamento más ágil ya que la subcontratación de tareas permite crecimientos a escala. Dudas sobre los servicios en la nube, donde los criterios sobre la protección de datos y la perdida de control son criterios de exclusión, son minimizados a través de salvaguardas contractuales junto con una profesionalidad cada vez mayor por parte de los proveedores.

Si las compañías de servicios en la nube aportan beneficios significativos, y estos generalmente son fáciles de implementar, pueden reducir sus carteras y reducir la organización, la logística y las operaciones. Prueba de esto es la conversión de contratos clásicos, con términos anuales o incluso plurianuales, a contratos mensuales. Junto con esto, por supuesto, el flujo de ingresos está cambiando de grandes pagos únicos a montos mensuales más pequeños. Sin embargo, una vez que se haya realizado el cambio, este también traerá beneficios a través de un flujo constante de ingresos.

Las transiciones pueden ser difíciles pero gratificantes

El concepto de servicio en las consultoras también debe evolucionar. Los clientes esperan una calidad de servicio diferente para los servicios basados en la nube. La calidad de los servicios debe ser más alta y, en el caso ideal, con acceso y disponibilidad constantes, tanto en el aspecto técnico como en el de ventas. Con este fin, las capacidades del centro de datos deben ampliarse o incluso crearse, los empleados deben volver a capacitarse y, si es necesario, se debe configurar un sistema operativo de turno. Muchos desafíos que requieren un alto nivel de planificación, asertividad e inversión de capital.

El esfuerzo puede valer la pena: apegarse a las tecnologías existentes y no hacer que su propia empresa sea adecuada para el futuro rara vez ha valido la pena, incluso si hay ciertos nichos en el futuro que pueden continuar sirviendo a los revendedores. La nube y con ella la interrupción de las tecnologías imperantes es imparable. Los líderes del canal no deberían sobreestimarlo, ya que de lo contrario pueden repetir los pasos de Wilhelm II, quien algún día dijo: “Creo en el caballo. El automóvil es solo un fenómeno temporal “.